Delegación ONU pide a China que no olvide a las mujeres en reforma económica

ABC.ES-19/12/2013-(EFE)

Una delegación de la ONU pidió hoy al Gobierno de China que incluya medidas para reforzar el papel de las mujeres en la sociedad, ante el riesgo de que las desigualdades se acentúen "en el cambio hacia una economía de mercado".

"Si no se toman medidas preventivas, en el cambio hacia una economía de mercado se corre el riesgo de que los menos poderosos acaben siéndolo aún menos, y los más fuertes, todavía más", advirtió hoy en rueda de prensa Frances Raday, que encabeza un grupo de trabajo de la ONU contra la discriminación de la mujer.

El grupo visitó varios puntos del país durante ocho días para evaluar la situación de las mujeres en la potencia asiática.

Según Raday, el viaje se produjo ahora porque China acaba de regresar al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, un retorno polémico que incluyó el compromiso chino de recibir a expertos del organismo en materias como la igualdad.

La enviada de la ONU juzgó que el contexto es "favorable", después de que China anunció en noviembre pasado medidas económicas y sociales que incluyen la relajación de la política del hijo único, lo que en la práctica debería reflejarse en la disminución de abortos y esterilizaciones forzosas.

En su informe preliminar, el grupo constató que "la diferencia salarial entre hombres y mujeres ha aumentado en los pasados 20 años, especialmente en las áreas rurales y en el ámbito privado".

Sin una regulación pertinente, la entrada de capital privado en las empresas estatales puede suponer que las mujeres corran el riesgo de quedarse todavía más a la cola en materia salarial, por lo que Raday conminó al Gobierno a que tome medidas.

"Es inherente a la transición hacia una economía de mercado que aumente el riesgo de un impacto negativo sobre las mujeres, ya que este proceso implica privatización, reducción de empleos públicos y también de servicios para los niños, los enfermos o los adultos dependientes", según el documento preliminar.

Por ello, "aumenta la presión sobre las mujeres para que acepten empleos precarios", añade el informe, que alerta de los "riesgos impredecibles" que pueden surgir con el cambio y subraya que la "participación de la mujer en el diseño de las políticas macroeconómicas es esencial para que éstas sean exitosas".

Insta también a las autoridades a que den más espacio a la sociedad civil y a la iniciativa emprendedora de las mujeres y que avancen en el borrador de legislación contra la violencia doméstica, ampliando su contenido a todos los ámbitos y no sólo el hogar.

Así mismo, destaca que la "capacidad de China para dirigir los retos de la discriminación contra las mujeres depende también de la libertad de información y de la apertura de debate".

Para el estudio, la delegación de la ONU viajó a Pekín, Shanghái, a la ciudad meridional de Kunming (capital de la provincia de Yunnan) y a la prefectura autónoma de Xishuanbanna, en esa misma región, para comparar la situación de las mujeres entre las grandes ciudades y las zonas rurales.

Se entrevistaron con autoridades, representantes de ONG y de la sociedad civil, un viaje que, según Raday, "resultó demasiado corto" y que, para la próxima ocasión, confía en que incluirá algunas de las zonas más empobrecidas del país asiático.

El grupo presentará su informe final sobre este viaje en junio de 2014.

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies