Declaración Institucional Día de la Mujer 2016

Declaración Institucional aprobada por el Consejo de Ministros con motivo del Día Internacional de la Mujer 2016:

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer se reafirma el compromiso con la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, y se reconoce el trabajo de las mujeres que, tanto de forma individual como a través de las entidades y asociaciones, han permitido que mujeres y hombres hayan alcanzado en España la igualdad ante la ley y se hayan dado importantes pasos para erradicar las distintas formas de discriminación que impiden a las mujeres el ejercicio pleno de sus derechos.

Hoy contamos con un marco normativo que garantiza la igualdad de trato y de oportunidades y el impulso de las políticas públicas para promover el empoderamiento de las mujeres y la erradicación de la violencia que se ejerce contra las mujeres.

La Constitución Española recoge en los artículos 1, 9 y 14 la igualdad como valor, como principio y como derecho. El derecho a la igualdad de trato y a la no discriminación y el principio de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres se consideran esenciales para construir a una sociedad justa, social y económicamente desarrollada.

Por su parte, la igualdad entre mujeres y hombres se ha consolidado como uno de los principios rectores de la acción de la Unión Europea, consagrado expresamente en el Tratado de Funcionamiento de la UE. Además, la Carta de los Derechos Fundamentales establece que “la igualdad entre hombres y mujeres deberá garantizarse en todos los ámbitos, inclusive en materia de empleo, trabajo y retribución”. Asimismo, la Unión Europea ha adoptado importantes y numerosas disposiciones para promover la igualdad entre mujeres y hombres en el ámbito del empleo y de la seguridad social.

No obstante, siguen persistiendo desigualdades que suponen retos que el Gobierno ha afrontado con determinación.

En el año 2014, se aprobó el Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades 2014-2016. En desarrollo de este Plan se ha trabajado para:

  • Reducir las desigualdades que aún existen en el ámbito del empleo y la economía, con especial incidencia en las desigualdades retributivas.
  • Apoyar la conciliación y corresponsabilidad de la vida personal, familiar y laboral.
  • Erradicar la violencia que sufren las mujeres.
  • Mejorar la participación de las mujeres en los ámbitos político, económico y social y el acceso a puestos de responsabilidad.
  • Impulsar la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres a través del sistema educativo.
  • Integrar plenamente el principio de igualdad de trato y de oportunidades en todas las políticas y acciones del Gobierno.

El principio de igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres orienta, de forma transversal, la actuación de todos los poderes públicos, y las administraciones públicas lo han de integrar, de forma activa, en el desarrollo de todas sus actividades, en especial en las siguientes: acceso y promoción en el empleo, educación, salud, deporte, imagen y representación social de las mujeres, sociedad de la información, cultura, política exterior y cooperación al desarrollo y desarrollo rural.

Así, en el ámbito de la acción exterior, se trata de una de las prioridades de la política exterior española en materia de derechos humanos. Ello se traduce en la defensa activa de este principio tanto en los diálogos políticos que España mantiene con terceros países, como en todos aquellos foros de derechos humanos en los que se participa, entre los que destacan el Consejo de Derechos Humanos y la Tercera Comisión de la Asamblea General. Asimismo, en el bienio 2015-2016 en curso, debe mencionarse el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, en cuyo marco España ha impulsado de forma decisiva la nueva Resolución 2242 (2015) Mujer, Paz y Seguridad.

Violencia contra la mujer

La consecución de la igualdad no podrá ser real y efectiva en tanto persista la manifestación más extrema de discriminación: la violencia contra la mujer. Por ello, la sociedad española ha asumido el compromiso de erradicarla. Así, en primer lugar, el Gobierno ha continuado mejorando la protección de quienes la sufren a través de un programa legislativo que refuerza la respuesta penal y tuitiva a las víctimas mediante, entre otras, la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, la Ley 4/2015, de 27 de abril, del Estatuto de la víctima del delito.

Como consecuencia de estas novedades legislativas, los menores, hijos e hijas a cargo de quien sufre la violencia, tienen por primera vez la consideración de víctimas directas de la violencia de género.

Igualmente, para mejorar su protección, se ha procedido a la modificación de la legislación de protección a la infancia y a la adolescencia.

En segundo lugar, promoviendo una conciencia social en contra del maltrato y rechazando a quienes la provocan, no solo en el seno de la pareja o expareja, sino también en relación a otras formas de violencia tales como la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, la mutilación genital femenina, las agresiones sexuales y los matrimonios forzados cuyas víctimas  tienen que  contar con el apoyo institucional y social necesario para salir de la violencia.

Plan de promoción de las mujeres en el medio rural

Asimismo, el Gobierno ha considerado necesario hacer frente a las necesidades específicas de las mujeres que viven en el medio rural, promoviendo y garantizando su participación en la sostenibilidad del mismo. En este sentido, se ha aprobado el “Plan para la promoción de las mujeres en el medio rural”, que es el primer plan global e integral que se pone en marcha en España en este ámbito.

Por otra parte, las nuevas tecnologías son una oportunidad para promover la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres. Así, el “Plan de Acción para la Igualdad de Oportunidades de Mujeres y Hombres en la Sociedad de la Información 2014-2017”, pretende contribuir a mejorar la inclusión digital de las mujeres en el ámbito de las tecnologías de la información y las comunicaciones en condiciones de igualdad de oportunidades con los hombres.

Implicación de las empresas

Además, se ha reforzado la colaboración público-privada con aquellas empresas comprometidas con el principio de igualdad de oportunidades a través de proyectos como el distintivo “Igualdad en la Empresa”, que acredita a las empresas por su excelencia; la iniciativa “Más Mujeres, Mejores Empresas”, que promueve la presencia de mujeres en puestos de toma de decisiones; y, el programa “Empresas por una sociedad libre de violencia de género”, que tiene por objetivos sensibilizar a la sociedad sobre este problema social y facilitar la inserción socio-laboral de las mujeres que sufren esta violencia.

Por último, se manifiesta el compromiso para alcanzar la igualdad real entre mujeres y hombres, trabajando en el cumplimiento de los objetivos y retos previstos en el Plan Estratégico para la Igualdad de Oportunidades 2014-2016, con especial atención a los ámbitos del empoderamiento de las mujeres, de reducción de las desigualdades salariales, de apoyo a la conciliación y a la corresponsabilidad en la asunción de responsabilidades familiares, de erradicación de la violencia de género, de ruptura de estereotipos y roles de género, teniendo en cuenta las necesidades de las mujeres especialmente vulnerables.

Bookmark and Share

Opiniones
No existen opiniones para este elemento.

Arriba Opinión Enviar a un amigo Volver Atrás

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies