Decapitan a una mujer en Afganistán por negarse a prostituirse

AFGANISTÁN | Han detenido al marido y sus suegros
ELMUNDO.ES-18/10/2012-MÓNICA BERNABÉ

Una joven de 20 años fue decapitada la semana pasada en la provincia de Herat, en el noroeste de Afganistán donde parte del contingente español está destinado, por negarse a prostituirse. La policía afgana detuvo este miércoles al presunto asesino, un hombre llamado Najibullah, y lo mostró en público en una rueda de prensa en Herat para sensibilizar a la opinión pública, algo totalmente excepcional.
 
Normalmente, los casos de violencia contra las mujeres en Afganistán pasan desapercibidos debido a que son muy habituales, y sus responsables nunca son exhibidos en público. La policía también detuvo al marido, la suegra y el suegro de la chica que, según parece, incitaron el crimen.
 
Los hechos ocurrieron concretamente en el distrito de Guzara, situado a escasos kilómetros al sur de la capital provincial. La chica, llamada Mah Gul, hacía tan sólo cuatro meses que se había casado y su suegra intentó en repetidas ocasiones que mantuviera relaciones sexuales con diversos hombres a cambio de dinero, a lo que la joven se negó. El hombre que materializó el crimen justificó que la suegra le animó a hacerlo arguyendo que la chica era una prostituta.
 
En Afganistán la prostitución está muy mal vista y no se acepta socialmente, aunque muchos hombres recurren a ella. Se han dado diversos casos de mujeres que son atacadas por su vecindario al descubrir que se dedicaban a la prostitución.
 
"Eran las dos de la madrugada cuando su marido se fue de casa para trabajar en un horno de pan. Entonces, con la ayuda de su suegra, la maté con un cuchillo", confesó el asesino. El responsable de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Afganistán en el oeste del país, Qader Rahimi, explicó a ELMUNDO.es que los vecinos dieron la voz de alarma sobre lo ocurrido y por eso la policía pudo detener a los culpables.
 
"En otros casos matan a una mujer, esconden el cuerpo y nadie se entera", añadió Rahimi. De hecho, en la actualidad la comisión independiente de derechos humanos está realizando una investigación sobre los denominados crímenes de honor que, según Rahimi, "son más habituales de lo que se cree" en Afganistán. Amnistía Internacional también ha condenado el brutal asesinato de la joven.
 
"El fatídico destino de Mah Gul es un incidente más que demuestra la situación de violencia que las mujeres y niñas sufren en Afganistán y la región", declaró Suzanne Nossel, directora ejecutiva de Amnistía Internacional en Estados Unidos, que hizo un llamamiento para que en Afganistán se implemente la ley para la eliminación de la violencia contra las mujeres, aprobada en el país en el año 2009 y que sigue sin cumplirse.
 
En Afganistán es tradición que las familias escojan el marido para sus hijas, que normalmente es un hombre que ellas no conocen de nada y que a menudo ven por primera vez el día de la boda. A su vez, los hombres están obligados a pagar un alta cantidad de dinero a la familia de la mujer con la que se quieren casar.
 
El precio puede superar los 3.000 euros en un país donde el sueldo medio de un funcionario es de unos 8.000 afganos, unos 130 euros. Eso hace que los hombres se tengan que endeudar o pedir dinero prestado para casarse, y que los matrimonios sean una simple transacción económica. Apenas existen los matrimonios por amor. Eso explicaría que la familia política de Mah Gul no tuviera ningún reparo a forzarla a la prostitución.
 
El crimen en Herat ocurre pocos días después de que una niña pakistaní, Malala Yousafzai, fuera tiroteada y gravemente herida en la cabeza por los talibán por defender el derecho de las mujeres a la educación. La gran cobertura mediática que se ha dado al caso de Malala ha sido recibida con un cierto fastidio por las asociaciones de mujeres afganas, que se quejan de que su situación es igual o muchísimo peor que la de las mujeres pakistaníes y no reciben tanta atención internacional.

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies