399.600 mujeres trabajan a jornada parcial para cuidar a su familia, frente a tan solo 15.200 hombres

VII INFORME PERFIL DE LA MUJER TRABAJADORA-ADECCO
ADECCO-05/03/2013

- Por cada 26,3 mujeres que compatibilizan su jornada a tiempo parcial con la atención a los miembros de su familia, tan sólo 1 hombre lo hace.
- De los 140.200 nuevos ocupados a jornada parcial que se han registrado en 2012, el 72,32% fueron mujeres, pasando de las 1.868.000 que había en 2011 a las 1.969.400 doce meses después.
- La tasa de desempleo femenino se situó en 2012 en el 26,55%, 3,23 puntos porcentuales más que el año anterior. Sin embargo, la crisis ha afectado profundamente a aquellas con menor cualificación. Así, el porcentaje de mujeres
en paro sin estudios alcanza ya el 65,16%, mientras que la tasa de paro de aquellas con doctorado es tan sólo del 8,25%.
- El perfil de la mujer trabajadora en 2012 es el de una española de entre 18 y 30 años, con estudios elementales y contratada en el sector servicios a jornada completa.
- Las mujeres de más de 40 años han vuelto a aumentar su peso en el total de contrataciones, alcanzando el 23,8%, lo que confirma la tendencia de que cada año se incrementa el número de amas de casa que se incorpora al mercado
laboral, bien para aportar un ingreso extra o bien porque su cónyuge se encuentra en situación de desempleo.
-Cada vez son más las mujeres universitarias que acuden a las agencias privadas de colocación en busca de un empleo. Así, la proporción de mujeres universitarias contratadas ha aumentado en 4 puntos porcentuales, pasando de
un 16,1% en 2011 hasta el 20,2% el pasado año.
- Canarias (56,7%), Cantabria (54%), Baleares (50,7%) y Murcia (50,3%) son las comunidades con mayor representación femenina entre sus trabajadores. Por otro lado, Navarra (37,3%), La Rioja (37,5%) y Asturias (39,6%) han sido las autonomías que presentan una menor proporción de trabajadoras.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer que se celebra el próximo 8 de marzo, Adecco, empresa líder en gestión de Recursos Humanos, y la Fundación Adecco presentan el VII Informe del Perfil de la Mujer Trabajadora: una radiografía de la situación laboral de las mujeres en España.

Desde que comenzase la crisis en el año 2008, el papel de la mujer ha sido fundamental para salvaguardar la economía doméstica golpeada por la recesión. Otro año más, la tasa de actividad femenina continúa su avance hasta alcanzar el 53,39%, mientras que la masculina se contrae hasta el 66,93% ante el desánimo extendido entre los hombres parados de larga duración. Estos datos demuestran cómo la mujer sigue incorporándose de forma continuada a la búsqueda de empleo.

La principal incorporación de la mujer ha venido por parte de las amas de casa, que han abandonado progresivamente las labores domésticas para buscar un empleo en el mercado laboral. Así si en 2009, ya avanzamos la incorporación de más de 100.000 amas de casa, en 2010, la de 170.000 más, y en 2011, 195.500, en 2012 han sido más de 60.000 las amas de casa que se sumaron a la búsqueda activa de empleo, incorporándose de esta manera al mercado de trabajo. Esto hace un total de más de medio millón de mujeres que han cambiado el trabajo doméstico por el laboral. Cabe destacar que, por primera vez desde que comenzase la crisis, se ha producido un retroceso en la evolución de amas de casa que se incorporan a la búsqueda activa de empleo.

Y aunque la gran mayoría de este colectivo querría trabajar a tiempo completo, la realidad es bien distinta ya que 1.969.400 mujeres están ocupadas a tiempo parcial frente a 629.300 hombres. Según datos del INE, más de un millón de estas mujeres (1.143.000) tienen un contrato a jornada parcial porque no encuentra otro tipo de contrato, mientras que sólo 142.100 lo hacen porque realmente no quieren un empleo a jornada completa. Brecha que se ha ampliado con respecto a 2011 cuando estas cifras eran de 987.500 mujeres para el primer caso y 181.700, para el segundo. Existe un tercer grupo de mujeres que disfruta de jornada parcial por motivos varios no relacionados con las responsabilidades familiares (compatibilización con estudios, otros motivos, etc.).

Sin embargo, los datos van más allá y reflejan que a pesar de las políticas de igualdad que existen hoy en día, las desigualdades entre sexos en el ámbito familiar y laboral siguen siendo latentes puesto que por cada 26,3 mujeres que compatibilizan su jornada a tiempo parcial con la atención a los miembros de su familia, tan sólo 1 hombre lo hace.
El aumento de la tasa de desempleo femenino se situó en 2012 en el 26,55%, 3,23 puntos porcentuales más que el año anterior. Sin embargo, si analizamos esta tasa de paro entre las mujeres en función de su formación, se aprecia claramente cómo la crisis ha afectado profundamente a aquellas con menor cualificación, poniendo de manifiesto la premisa de que a mayor cualificación, menor tasa de paro.

Adecco y su Fundación han contribuido históricamente a la incorporación de la mujer al mercado laboral y 2012 no ha sido una excepción a pesar de la mala situación laboral que sacude al país. La representación de la mujer entre los trabajadores contratados por Adecco es superior a la del mercado laboral (45,52%) ya que un 47,2% de las personas
empleadas por la compañía en 2012 han sido mujeres.

A continuación, presentamos la radiografía que analiza el perfil de la mujer trabajadora en España en 2012 que continúa siendo el de una joven española de entre 18 y 30 años, con estudios elementales que desarrolla su carrera profesional en el sector servicios a jornada completa.

El cuidado de la familia, responsabilidad femenina aún La delicada situación por la que atraviesa el mercado laboral español ha dado lugar a que durante el año 2012 se destruyeran 990.600 puestos de trabajo a jornada completa, de
los cuales el 38,65% correspondieron a mujeres (382.900).

Al mismo tiempo, el mercado laboral ha apostado por la contratación a tiempo parcial como una forma de flexibilidad para las empresas y es ahí donde las mujeres cobran un papel prioritario. Así, de los 140.200 nuevos ocupados a jornada parcial, el 72,32% fueron mujeres, pasando de las 1.868.000 que había en 2011 a las 1.969.400 doce meses después.

A la hora de analizar los motivos por los cuales las mujeres optan por este tipo de jornada, encontramos importantes diferencias por sexos que demuestran que son las mujeres mayoritariamente las encargadas del cuidado de niños o de la atención a familiares enfermos, con discapacidad o mayores. De esta forma, en 2012 un total de 399.600 mujeres optaron por un trabajo a tiempo parcial para poder compatibilizarlo con el cuidado de niños o de adultos enfermos, incapacitados o mayores (279.300) o con otras obligaciones familiares o personales (120.300), frente a tan solo 15.200 hombres que optaron por ello, según los datos del INE. Es decir, por cada 26,3 mujeres que compatibilizan su
jornada a tiempo parcial con la atención a los miembros de su familia, tan sólo 1 hombre lo hace.

Por grupos de edad, las mujeres entre los 35 y 44 años son las que más optan por este tipo de contratos (203.800), periodo de tiempo en el que suelen ser madres o tener familiares mayores a su cargo.

Las mujeres sin estudios, más afectadas por el desempleo
El aumento de la tasa de desempleo femenino se situó en 2012 en el 26,55%, 3,23 puntos porcentuales más que el año anterior. Sin embargo, si analizamos esta tasa de paro entre las mujeres en función de su formación, se aprecia claramente cómo la crisis ha afectado profundamente a aquellas con menor cualificación. Así, llama la atención que mientras que el porcentaje de mujeres en paro sin estudios alcanza ya el 65,16% (frente al 56,16% de doce meses antes), la tasa de paro de aquellas con doctorado sea tan sólo del 8,25% (pese al bajo porcentaje, este grupo de mujeres ha duplicado en sólo un año su proporción de desempleadas: en 2011 era de tan sólo el 4,04%).

Igualmente, el segundo grupo de mujeres con mayor tasa de paro es el de aquellas coneducación primaria, situada ya en el 38,76% mientras que el de aquellas con educación superior se sitúa en el 17,77%. Los datos ponen de manifiesto que a mayor cualificación, menor es la tasa de desempleo.

La tasa de paro de las mujeres con estudios secundarios (primera etapa) alcanza ya el 34,8%, mientras que la de aquellas con estudios secundarios (segunda etapa) se sitúa en el 26,86%. Por último, las mujeres con estudios finalizados de Formación Profesional ostentan una tasa de desempleo del 22,4%.

Por edad
A la hora de analizar el desempleo de las mujeres en función del grupo de edad al que pertenezcan se comprueba que las más jóvenes son las más afectadas: aquellas entre los 16 y 19 años se sitúan ya en el 75,45% y las de 20 a 24 años en el 50,22% (estas últimas son las que experimentan el mayor incremento en su tasa de paro, del 8,04%). Por el contrario, las mujeres entre los 45 a 54 años tienen una tasa de paro del 22,13% mientras que las de 55 y más años se sitúan en el 17,88%. En una franja intermedia se encuentran aquellas de 25 a 29 años, cuya proporción de desempleo es del 33,68%.

Las amas de casa, de nuevo en activo
Por quinto año consecutivo, se repite una tendencia que comenzó a dibujarse al comienzo de la crisis: la tasa de actividad masculina avanza por el camino del descenso mientras que la femenina sigue creciendo (o en su defecto manteniéndose) en la mayor parte del país.

Uno de los colectivos que mayoritariamente ha optado por incorporarse al mercado de trabajo desde que España entrase en recesión ha sido el de las amas de casa. Tanto es así, que desde 2008 hasta la actualidad, más de medio millón de mujeres que tradicionalmente se dedicaban a las labores domésticas se empleó en la búsqueda activa de un trabajo, en total 527.000 de ellas.

Más de 100.000 lo hicieron en 2009, 170.000 en 2010, 195.500 en 2011 y este pasado año se ha producido una nueva oleada de amas de casa que buscan trabajo fuera del hogar: 61.500 mujeres del ámbito doméstico se han incorporado al mercado laboral en 2012. Sin embargo, es la oleada menos fuerte en este sentido desde que comenzase la crisis, por primera vez, se produce un retroceso en la evolución de amas de casa que se incorporan a la
búsqueda activa de empleo desde 2008.

RADIOGRAFÍA DE LA CONTRATACIÓN DE LAS MUJERES EN ESPAÑA
Durante 2012, Adecco y la Fundación Adecco han contratado en España a 62.640 trabajadores, de los cuales un 47,2% han sido mujeres.
Las comunidades autónomas con mayor representación femenina entre sus empleados han sido Canarias, Cantabria, Baleares y Murcia, donde las trabajadoras suponen más de la mitad del total de contratados, con un 56,7%, un 54% y un 50,7%, respectivamente.

En el lado contrario, Navarra, La Rioja y Asturias son las autonomías con una menor proporción de mujeres, con una representación del 37,3%, 37,5% y 39,6%.
Por comunidades, Madrid, Cataluña y Andalucía han contratado a más de la mitad de las mujeres en el territorio nacional: la primera ha empleado al 19,3%; la segunda al 17,9% y Andalucía ha dado empleo al 13,3% del total.

Distribución de trabajadoras según edad
Durante el año 2012, la contratación de trabajadoras jóvenes ha continuado su descenso, pasando de un 44,5% en 2011, a un 41,1% el pasado año: un 17,7% no supera los 25 años y otro 23,4% tiene entre 26 y 30 años.
Esta caída no es extraña si tenemos en cuenta la escalada del paro juvenil: en el cuarto trimestre de 2012 llegó a alcanzar al 53,8% de las mujeres jóvenes, según los últimos datos del INE. Una cifra que ha aumentado en 7,5 puntos porcentuales con respecto al año anterior, ya que en 2011 se situó en el 46,3%.

Por el contrario, las mujeres de más de 40 años han vuelto a aumentar su peso en el total de contrataciones realizadas por Adecco y la Fundación Adecco. Si en 2010 representaron un 19,8% y en 2011 un 22,1%, en 2012 han alcanzado un 23,8%. Este crecimiento interanual confirma una tendencia que se viene dibujando desde que comenzó la crisis: cada año crece el número amas de casa que se incorporan al mercado laboral para ayudar en la economía doméstica, ya sea por aportar un sueldo adicional en casa o porque su cónyuge se encuentra en situación de desempleo. No hay que olvidar que ya son 1.833.700 los hogares que tienen a todos sus miembros en paro, cifra que se ha incrementado un 16,4% con respecto al año pasado y que sigue estimulando la incorporación de las mujeres al mercado laboral.

Por último, las mujeres de edades comprendidas entre 31 y 35 años representan un 19,7%, seguidas de las mujeres de entre 36 y 40 años, que suponen un 15,4% del total de contrataciones realizadas.

Formación y procedencia de las mujeres trabajadoras
Del total de las mujeres contratadas por Adecco y la Fundación Adecco, un 42,2% posee estudios elementales, frente a un 20,2% con estudios universitarios (11,7% licenciadas y 8,5% diplomadas). Es significativo que la proporción de mujeres con formación universitaria ha aumentado en 4 puntos porcentuales con respecto al año pasado, cuando se situó en un 16,1%. Ello confirma que cada vez son más las mujeres universitarias que acuden a las agencias privadas de colocación en busca de un empleo.

Por otra parte, las empleadas con estudios de Formación Profesional (técnico medio y técnico superior) representan un 18,4% del total de contratadas, mientras que un 19,3% posee estudios secundarios.

Por comunidades autónomas, Galicia es la que mayor proporción de trabajadoras universitarias tiene, con un 31,8%, seguida de Asturias (31%), Extremadura (30,7%) y País Vasco (29,3%). En el otro lado, Cantabria (8,7%) y Canarias (10,3%) son las regiones con menor proporción de mujeres universitarias.

En cuanto a la procedencia de las mujeres trabajadoras contratadas por Adecco y la Fundación Adecco en España, un 89,9% son españolas, frente al 10,1% de extranjeras. La cifra de mujeres inmigrantes ha disminuido 4 puntos porcentuales con respecto a 2011, lo cual no extraña si tenemos en cuenta que el paro inmigrante ha aumentado en un 4,43% en el último año, alcanzando el 36,5%.

Distribución de trabajadoras según sector
Un año más, el sector servicios sigue despuntando como el mayor generador de empleo femenino, ya que ha contratado a más de la mitad del total de trabajadoras (53,5%). El segundo sector que más emplea a las mujeres en España, según los datos de Adecco y la Fundación Adecco, es la industria, que ha dado trabajo al 25,9% de ellas.
A estas áreas de actividad, les sigue la hostelería con un 12,6% y la agricultura, con un 7,6%.
Por último, un residual 0,4% encontró trabajo en la construcción.

Perfiles profesionales
Dentro de cada sector, destacan algunos perfiles profesionales que son los que han experimentado una mayor contratación durante el año 2012. Dichos perfiles varían en función de la comunidad autónoma.
El sector servicios es el que tiene una mayor pujanza en todo el territorio nacional, siendo Asturias y Baleares las comunidades que presentan una proporción más alta de mujeres contratadas: un 69,5% y un 69,1%, respectivamente. Los perfiles más habituales dentro de esta categoría son el de teleoperadora (12,9%) y auxiliar administrativa (9,3%).
En relación al sector industrial, Cantabria, Navarra, La Rioja y País Vasco destacan como las comunidades que cuentan con una mayor proporción de mujeres. Así, del total de trabajadoras contratadas en Cantabria, un 68,7% encontraron empleo en el sector industrial; un 52,5% lo hizo en Navarra y un 50,5% en La Rioja. Por último, un 49,7% de las trabajadoras del País Vasco encontraron trabajo en el sector industrial. Los perfiles que más se repiten son el de peón (27,3%) y el de manipuladora, que representa un 10,9% de las contrataciones dentro del sector industrial.

Canarias ha vuelto a liderar en 2012 las contrataciones en la hostelería, con un 40%. También destaca Baleares, donde un 19,6% de las mujeres contratadas por Adecco y su Fundación seemplearon en este sector. El perfil más  habitual dentro de esta categoría es el de camarera de pisos (13,2%).

Jornada laboral de las mujeres
Por último, en lo que se refiere a la jornada laboral, el 52% de las mujeres trabaja a tiempo completo frente al 48% que lo hace a tiempo parcial en España. La proporción de mujeres contratadas a tiempo parcial se ha incrementado notablemente con respecto a 2011, cuando representaron un 41,7%.

Si analizamos esta cuestión por comunidades autónomas, Cantabria es la que presenta una mayor proporción de mujeres con jornada completa, con un 71,7%. Por otra parte, la comunidad con mayor porcentaje de contratos parciales es Baleares, con un 77,4%.

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies