22 de julio: Día Europeo en memoria de las víctimas de los delitos de odio

El Injuve ha organizado hoy una mesa redonda con jóvenes y expertos en combatir el discurso de odio

 

Hace seis años, 77 personas -la mayoría jóvenes- fueron asesinadas en Oslo y en la isla de Utoya, a unos 20 kilómetros de la capital, por defender una Europa multicultural. Fue la mayor matanza ocurrida en Noruega tras la II Guerra Mundial.

Para conmemorar el Día Europeo de las Víctimas de los Delitos de Odio (22 de julio), el Instituto de la Juventud ha organizado la mesa redonda Desinformación y discurso de odio, presentada por el director general del Injuve, Javier Doradodentro de la campaña No Hate Speech del Consejo de Europa. Han intervenido: 

  • Rosa María Tourís, Secretaría de Estado de Seguridad (Ministerio del Interior)

​La protección de los grupos más vulnerables es una prioridad del Ministerio de Interior. En el caso de las víctimas de delitos de odio, al dar los primeros pasos se constató una realidad: "Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado necesitaban mejorar su formación para saber cuándo estaban ante un delito de este tipo", ha señalado Tourís. 

Por ejemplo, un delito de lesiones, ¿cuándo puede convertirse en un delito de odio? ¿Existe una motivación, un sesgo discriminatorio?

En 2012 se puso en marcha, en colaboración con OBERAXE, un programa de formación para la identificación y registro de incidentes racistas (FIRIR). El objetivo era mejorar la formación en materia de igualdad de trato y no discriminación por origen racial o étnico de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, proporcionando herramientas para detectar y registrar incidentes relacionados con varios artículos del Código Penal relativos al racismo, la xenofobia y la intolerancia. Más de 20.000 agentes se han formado desde 2013 y ya disponen de un manual de apoyo donde se recoge cómo apoyar a las víctimas, evitar prejuicios, mejorar la atención, cómo investigar estos delitos en Internet y en las redes sociales...

Otro de los fines del ministerio ha sido mejorar la recogida de datos estadísticos. Durante los años 2013, 2014, 2015 y 2016 ha publicado los Informes sobre incidentes relacionados con los delitos de odio en España. El informe de 2015 introdujo varias novedades, como la incorporación de dos nuevos ámbitos delictivos: los incidentes motivados por razón de género y la ideología.

La realidad es, como ha subrayado Tourís, que el porcentaje de denuncia es "aún muy bajo". Según un informe de la FRA, la Agencia de los Derechos Fundamentales, entre el 60 y el 90% de los incidentes nunca salen a la luz. 

 

  • Alfonso Ojea, periodista de Informativos de la Cadena SER

Ojea fue uno de los primeros periodistas que empezó a hablar de los delitos de odio y discriminación en nuestro país. "Son delitos de una enorme violencia", ha denunciado. 

Según relata, "es muy evidente cómo circulan y se difunden a través de las redes sociales, pero hay otros casos que han llevado a la muerte de la víctima". Ocurrió hace apenas 15 días, en Sabiñánigo (Huesca). Naiara, una niña de 8 años, fue presuntamente torturada y asesinada por su tío por un discurso de odio racista.

Ojea es tajante: "no puede haber libertad de expresión cuando el discurso es de violencia". Los medios de comunicación y la ciudadanía debemos marchar por el camino que establece la ley y defender la convivencia en libertad, ha añadido.

Propone una recomendación: que consultemos el mapa que recoge los crímenes del odio en España durante los últimos 25 años, un informe de la criminalidad que es "un paso más en la denuncia del olvido de las víctimas".

 

  • Karoline Fernández de la Hoz, directora del Observatorio Español del Racismo y la Xenofobia (OBERAXE). Secretaría General de Inmigración y Emigración

​El observatorio OBERAXE, creado al amparo de la Ley de Extranjería, es el encargado de recopilar información sobre proyectos, encuestas, informes y estudios que sirvan como plataforma de conocimiento, análisis e impulso para combatir el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y otras formas de intolerancia, así como los incidentes y delitos de odio.

"Vivimos en una sociedad muy diversa", ha señalado la directora del observatorio. En el año 2000 residían en España 890.000 personas extranjeras, cifra que ha aumentado hasta los cinco millones en 2016. "Esa diversidad es difícil de gestionar", ha reconocido.

Las encuestas son esperanzadoras. "En general -ha afirmado-, la población española avanza hacia una actitud cada vez más tolerante". El 82% aprueba, por citar un ejemplo, el derecho de las personas inmigrantes a obtener la nacionalidad española.

Fernández de la Hoz ha recordado las palabras de una filósofa alemana que hace días decía: "el odio no es un sentimiento aislado, individual, sino algo que se construye y que se alimenta". Ahora, con millones de personas desplazadas de sus hogares, debemos extremar la vigilancia hacia este tipo de discurso de odio y evitar "los prejuicios". 

 

  • Laura del Villar, de Movimiento Contra la Intolerancia

Del Villar ha comenzado su intervención recordando a las víctimas de Oslo y Utoya. "Fue un crimen de odio por rechazo al progreso, a la tolerancia. No fue obra de un loco, sino de un lobo solitario que se alimenta del odio y se informa en Internet". Hay precedentes, demasiados. 

El informe 2016 sobre incidentes relacionados con los delitos de odio del Ministerio del Interior recoge 1.272, pero Movimiento contra la Intolerancia eleva esta cifra hasta 4.000-6.000 agresiones y casi un centenar de muertos. En Alemania se  han registrado 24.000 y en Gran Bretaña 60.000.

"Las víctimas son invisibles y la mayoría nunca llega a denunciar por temor a represalias o desconfianza en el sistema", ha subrayado la representante de Movimiento contra la Intolerancia, que pide una Ley Integral contra los Delitos del Odio. 

"Seguimos avanzando y se abre un tiempo de esperanza ", ha concluido.

 

  • Víctor Reloba, Vicepresidente del Consejo de la Juventud de España (CJE)

 

Reloba ha destacado cómo Internet "se puede convertir en un espacio de control y de vigilancia donde la difusión de los delitos de odio es viral", pero también en un espacio "más democrático y horizontal donde se propaguen mensajes opuestos al odio". Es decir, la Red es el vehículo más poderoso para combatir la Intolerancia. El vicepresidente de CJE ha abogado, además, por trabajar por la prevención en la infancia y la adolescencia, etapas claves en la formación de la ciudadanía. 

"Si no hablamos y abordamos estas cuestiones favorecemos el silencio, que también es cómplice y también mata", ha recalcado. 

 

​​

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies