200 menores viven con protección tras ser maltratadas por sus novios

LASPROVINCIAS.ES-15/02/2010-B.LLEDÓ

Más de 50 mujeres han sido condenadas en la Comunitat durante el último año por casos de violencia de género 

El sueño de encontrar a su príncipe azul se ha esfumado demasiado pronto. Ninguna de ellas alcanza los 18 años pero todas han sufrido ya insultos, puñetazos o empujones del chico que les había robado el corazón. 213 menores de edad de la Comunitat viven bajo una orden de protección por el maltrato de sus parejas.

Los últimos datos publicados por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) desvelan que, en el último año, 133 adolescentes extranjeras residentes en la Comunitat y otras 80 jóvenes valencianas tienen una medida de amparo que les ayuda a sentirse algo más seguras después de haber sido víctimas de violencia doméstica.

Los juzgados de la Comunitat incoaron en los nueve primeros meses de un total de 4.483 órdenes de protección para mujeres cuyas vidas corren peligro. «Confieren a la víctima un estatuto integral de protección que comprende las medidas civiles y penales y las medidas asistenciales y de protección social que correspondan. Además, implican el derecho a la víctima a ser informada permanentemente sobre la situación procesal del agresor y su situación penitenciaria», apuntan desde el organismo.
Estas resoluciones judiciales pueden ser tanto penales (entre las que figuran la orden de alejamiento para el agresor, la privación de libertad, la prohibición de comunicación y la retirada de armas) como civiles (régimen de custodia y uso de la vivienda).

Los menores no sólo se cuelan en las estadísticas como víctimas. También lo hacen como maltratadores. Otro dato estremecedor es que el año pasado una veintena de jóvenes fueron juzgados por delitos relacionados con la violencia de género. La mayoría no superaban los 15 años.

Hace sólo unos días, el Centro Reina Sofía advertía en su informe anual sobre la corta edad de las fallecidas en la Comunitat. «Tras 10 años alertando de la extraordinaria juventud de las víctimas de asesinatos de género, la situación no ha mejorado», lamenta el estudio.
Así es. «Siete de las 12 mujeres asesinadas en 2009 tenían entre 15 y 24 años. Este dato debería hacer reflexionar a quienes tienen en sus manos la facultad para introducir los cambios necesarios en la formación de los jóvenes», reclaman desde la institución. Además, dos de cada 10 menores de 18 años encuestados en la campaña 'Tu me importas: yo doy la cara por las mujeres maltratadas' asegura conocer algún caso de violencia de género en su entorno, según datos de la Conselleria de Bienestar Social.

Otra tendencia preocupante es el incremento de las denuncias por violencia de género. De las 4.765 registradas en el primer trimestre de 2009 se ha pasado a 5.000 entre julio y septiembre. También aumentó el número de mujeres que, una vez iniciado el proceso, decidieron echarse atrás. Con el paso de los días el miedo, las amenazas e incluso el perdón al agresor hacen mella en las maltratadas. El resultado: 1.670 víctimas de la Comunitat decidieron retirar la demanda el pasado año.

Atestados policiales
Sólo el 10% de las mujeres agredidas acuden por su cuenta al juzgado a interponer la denuncia. Más de la mitad de los casos llegan por atestados policiales y el 20% sale a la luz gracias a los partes de lesiones hospitalarios. Las familias de las víctimas sólo denuncian el 0,1% de estas situaciones de violencia.
Los informes del CGPJ permiten dibujar un perfil certero del agresor. Los españoles doblan a los extranjeros que son condenados por la justicia valenciana. Suele tratarse del actual cónyuge o pareja de la denunciante, o bien alguien procedente de una anterior relación.

El documento del Centro Reino Sofía se centra en el perfil del maltratador que el año pasado acabó convertido en homicida en la Comunitat. La mayoría tenían entre 35 y 44 años. La mitad eran españoles y la otra mitad extranjeros, sobre todo, de la Unión Europea. El 67% carecían de trabajo cualificado y tres de cada 10 tenían antecedentes penales. El 25% de los agresores era consumidor habitual de alcohol.

Pero la proyección de la violencia de género no tiene siempre rostro masculino. Hasta octubre, 97 mujeres fueron enjuiciadas por maltratar a sus maridos o novios. Finalmente, 56 fueron condenadas por delitos de violencia de género. Esta cifra se iguala a la registrada en todo 2008, cuando los magistrados valencianos acabaron condenando a 57 de las 67 mujeres juzgadas.

El último caso de violencia doméstica se produjo en la madrugada del viernes en la calle Progreso de Valencia. La Policía Local detuvo a un hombre de 41 años que propinó empujones a su mujer, que estaba embarazada, y la echó de casa. La chica llamó al 112 para pedir auxilio. Cuando los agentes llegaron al lugar, la mujer estaba en la calle con sus pertenencias metidas en varias bolsas.

A finales de enero, la Guardia Civil de Torrevieja detuvo a un presunto maltratador que se había atrincherado en su vivienda. Al parecer, golpeó a su compañera sentimental, se refugió en casa y amenazó con prender fuego al disolvente que había derramado por todo el suelo.

Una escopeta
Apenas unos días antes, un hombre asestó presuntamente varias puñaladas en el abdomen a su mujer en Gata de Gorgos tras una fuerte discusión. La víctima salió a la calle pero el agresor no estaba dispuesto a dejarla ir. La siguió con una escopeta de caza y le disparó por la espalda. El hombre acabó suicidándose.

Sólo en la primera quincena de enero, los agentes de la Guardia Civil detuvieron a 107 personas por malos tratos en la Comunitat (56 en Alicante, 40 en Valencia y 11 en Castellón).

Bookmark and Share
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Calle Génova 15
28004 Madrid
Teléfono: 91 557 70 71. Fax: 91 319 69 29
e-Mail: info@mujeresenigualdad.com
Facebook Twitter Flickr Youtube

Esta página está optimizada para navegadores
Chrome, Internet Explorer 9 y Firefox 4.0

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra
política de cookies